Nanomateriales

Los nanomateriales son sustancias químicas o materiales cuyas partículas tienen un tamaño de entre 1 y 100 nanómetros (nm). Sin embargo, el tamaño no es lo único que importa en el contexto normativo, en el que deben determinarse otros aspectos para considerar que un material es un «nanomaterial».

Illustration of nanomaterial size

En un contexto legal, la Comisión Europea ha proporcionado una recomendación sobre cómo definir un nanomaterial basándose únicamente en el tamaño de las partículas constituyentes de un material, sin atender al peligro o al riesgo. Esta definición comprende materiales naturales, accesorios y manufacturados, y respalda la aplicación de disposiciones reglamentarias para este grupo de materiales. No obstante, en algunos ámbitos legislativos, la razón de las obligaciones legales ligadas a los nanomateriales es que pueden tener propiedades distintas de las partículas más grandes.

Los nanomateriales también se producen en la naturaleza, por ejemplo, en polvos y cenizas volcánicas. También pueden ser el resultado involuntario de la actividad humana (p. ej., emisiones de escape, combustión de velas, etc.). Y durante muchos años, los nanomateriales han sido producidos por la industria. Con ayuda de la ciencia, ahora somos capaces de producir artificialmente estas partículas y materiales mediante el uso de la ingeniería a nivel atómico (procesos «ascendentes»).

Expansión rápida

Debido a su tamaño, los nanomateriales pueden tener propiedades químicas, físicas, eléctricas y mecánicas más marcadas que las del mismo material sin nanoformas (las denominadas sustancias a granel). Estas propiedades podrían hacerlos especialmente idóneos para muchas aplicaciones. El mismo nanomaterial también puede tener diversas nanoformas en función de las diferencias de tamaño, la forma de las partículas constituyentes, las modificaciones de la superficie y los tratamientos de dicha superficie.

La nanotecnología está experimentando un rápido auge y ya se comercializan en el mercado europeo numerosos productos que contienen nanomateriales. Algunos ejemplos son el desarrollo de revestimientos de superficies, prendas de vestir con características antibacterianas, cosméticos, productos alimenticios y baterías mejores y más eficientes.

Los nanomateriales también brindan importantes oportunidades técnicas y comerciales. La Comisión Europea ha catalogado la nanotecnología como una tecnología instrumental clave. Se cree que los conocimientos técnicos y específicos en este campo desempeñarán un papel crucial en el futuro crecimiento económico de la UE.

Sin embargo, la rápida generalización del uso de los materiales combinada con sus propiedades específicas plantea preguntas sobre sus posibles efectos sobre la salud y el medio ambiente. No hay duda de que es necesario valorar y gestionar adecuadamente los riesgos potenciales que pueden entrañar estos materiales nuevos y, en especial, el impacto de modificar la superficie de estas partículas.

Categories Display