Los nanomateriales en el medio ambiente

Green sprout in a test tube

Diferentes nanoformas de una sustancia química pueden comportarse de manera distinta en el medio ambiente, debido a las propiedades nanoespecíficas del material. En el ámbito del destino medioambiental y el comportamiento de los nanomateriales, la ciencia evoluciona a pasos agigantados.

Un camino a seguir es usar las propiedades fisicoquímicas de los nanomateriales como punto de partida, p. ej., la solubilidad en agua. Estas propiedades clave se pueden usar para decidir sobre parámetros adicionales o si el destino medioambiental de la nanoforma será más o menos el mismo que el de la misma sustancia a granel.

Por ejemplo, cuando una sustancia fácilmente soluble se libera al medio ambiente, en nanoforma o a granel, lo que debe evaluarse son las propiedades medioambientales de la solución. Si el nanomaterial resulta ser fácilmente soluble para sustancias inorgánicas, la información existente sobre su forma a granel podría utilizarse para evaluar también la nanoforma.

El destino medioambiental de las sustancias químicas cubre distintos procesos, siendo los principales la degradación (química, física o biológica) o la transformación en el medio ambiente. Sin embargo, los métodos estándar utilizados para evaluar la degradación de las sustancias químicas no son, por lo general, adecuados para los nanomateriales. Otra complicación de los nanomateriales es que el tratamiento o recubrimiento de la superficie pueden afectar al destino medioambiental y al comportamiento del nanomaterial.

Además de los procesos de transformación y degradación, también debe evaluarse la posible bioacumulación de nanopartículas en los organismos. Un trabajo reciente acometido por la OCDE puso de manifiesto las limitaciones de los métodos de ensayo actuales.

Se están desarrollando métodos para medir y evaluar el destino de las nanopartículas en el medio ambiente. Se espera que en los próximos años se creen técnicas mejoradas.

Categories Display