Actividades internacionales

 

A hand holding a globeLa agenda de debates internacionales lleva más de una década ocupándose de los posibles riesgos asociados a los nanomateriales. El mismo interés despiertan para investigadores y responsables políticos los beneficios que aportan a la sociedad las soluciones basadas en la nanotecnología.

El debate mundial sobre la seguridad de los nanomateriales tiene lugar en varios foros internacionales: la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y todos ellos contribuyen al desarrollo de conocimientos sobre estos materiales.

La cuestión fundamental es de qué forma se pueden usar y manipular con total seguridad los nanomateriales para materializar todos los beneficios de la nanotecnología.

 

OCDE

La OCDE cuenta desde hace mucho tiempo con un programa para la gestión de sustancias químicas y ha desempeñado un papel esencial en la armonización de métodos de regulación para el control y la valoración de los riesgos asociados a las sustancias químicas. Los principales vehículos para el desarrollo de este trabajo han sido las directrices de ensayo acordadas a escala internacional y los principios de Buenas Prácticas de Laboratorio (BPL).

Ambos instrumentos han creado las condiciones necesarias para que los ensayos efectuados con arreglo a las directrices de ensayo de la OCDE sean reconocidos por las autoridades de los países que acatan la aceptación mutua de datos (AMD). La AMD es un instrumento legalmente vinculante que tiene por objeto facilitar la aceptación internacional de información para la evaluación reglamentaria de la seguridad de las sustancias químicas. Dicho instrumento permite reducir considerablemente el coste de los ensayos y limitar la cantidad de animales utilizados con fines de ensayo.

En la actualidad, gran parte de la legislación en materia de sustancias químicas de los países industrializados se basa en los resultados del Programa de la OCDE sobre las sustancias químicas. Lo mismo ocurre con la valoración del peligro asociado a los nanomateriales. La Recomendación del Consejo de la OCDE de 2013 sobre los ensayos y evaluaciones de seguridad de los nanomateriales manufacturados establece que los marcos reglamentarios nacionales e internacionales en materia de sustancias químicas son adecuados para gestionar los riesgos asociados con los nanomateriales manufacturados. Sin embargo, también indica que puede resultar necesario adaptar dichos marcos y otros sistemas de gestión a las especificidades de los nanomateriales manufacturados.

En 2006, la OCDE estableció el Grupo de trabajo sobre nanomateriales manufacturados (WPMN) para estimular el debate sobre la valoración de los peligros y los riesgos de los nanomateriales. Su principal aportación hasta el momento ha sido una evaluación de cómo pueden aplicarse las directrices de ensayo de la OCDE actuales a los 11 nanomateriales usados con mayor frecuencia. Se dedicó mucho esfuerzo a este proyecto y durante su desarrollo se generaron más de 700 estudios. La OCDE publicó los resultados durante 2015.

 

OMS

La OMS analiza el riesgo de las sustancias químicas para las poblaciones de todo el mundo. En el ámbito de los nanomateriales, la OMS se ha centrado en los posibles efectos de la exposición a los nanomateriales sobre los trabajadores.

La OMS está elaborando directrices sobre la «protección de los trabajadores frente a los riesgos potenciales de los nanomateriales manufacturados». Dichas directrices tienen por objeto mejorar la salud y la seguridad de los trabajadores potencialmente expuestos a nanomateriales en un amplio espectro de entornos sociales y de fabricación.

Las directrices incorporarán elementos de valoración y gestión de los riesgos y proporcionarán recomendaciones para mejorar la seguridad profesional y proteger la salud de los trabajadores que utilizan nanomateriales en todos los países, pero especialmente en los países con ingresos medios y bajos.

 

Instituto de las Naciones Unidas para Formación Profesional e Investigaciones (UNITAR) y Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)

El PNUMA y el UNITAR se centran específicamente en el desarrollo de capacidades entre los países desarrollados y los países en vías de desarrollo.

Junto con el Programa interinstitucional de gestión racional de los productos químicos (IOMC), se han organizado varios talleres regionales durante los últimos cinco años encaminados a ampliar los conocimientos sobre los métodos de valoración y gestión de los riesgos relacionados con estos materiales en el ámbito nacional.

Su trabajo también brinda una oportunidad para que los países contribuyan económicamente a la expansión de la capacidad de solucionar problemas relacionados con los nanomateriales de los países en vías de desarrollo.

 

Enfoque estratégico para la gestión de los productos químicos a nivel internacional (SAICM)

El SAICM es un marco normativo que tiene por objeto promover la gestión racional de las sustancias químicas a escala internacional. Está estrechamente vinculado con los objetivos acordados por la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible celebrada en Johannesburgo en 2002.

Uno de estos objetivos aborda directamente las sustancias químicas. Reza así: «en 2020, todas las sustancias químicas deben producirse y utilizarse de manera que se reduzca significativamente su impacto negativo para los seres humanos y el medio ambiente».

En virtud del SAICM se llegó a un acuerdo sobre un «plan de acción mundial» para poner a punto una estrategia destinada a cumplir los objetivos de la citada cumbre. Este plan también comprende acciones sobre los nanomateriales, así como, por ejemplo, el plomo en la pintura, los disruptores endocrinos y los pesticidas. El SAICM ha identificado las nanotecnologías y los nanomateriales manufacturados como una nueva cuestión de política.

Categories Display