Garantía de uso seguro de nanomateriales en el lugar de trabajo

La exposición a los nanomateriales depende del proceso, las medidas de control técnico implantadas  y, si estas no son suficientes, el uso de equipo de protección individual. Las empresas deben minimizar la exposición a las sustancias peligrosas hasta un nivel que no provoque daños a los trabajadores.

Puesto que la inhalación parece ser la ruta más importante de exposición laboral a los nanomateriales,   la generación de nanomateriales aerotransportados en el lugar de trabajo debe reducirse al mínimo. Esto se puede lograr utilizando procesos húmedos y entornos laborales de sistema cerrado. Las fases de los procesos que generan polvo, como la molienda y la abrasión, deben evitarse en la medida de lo posible.

Si hay nanopartículas en el aire del lugar de trabajo, se requiere ventilación adecuada. Como último recurso, los trabajadores pueden recibir formación para usar equipos de protección respiratoria, prendas protectoras, guantes y gafas.

Cabe destacar que en las operaciones de mantenimiento, las medidas de gestión del riesgo normales para el proceso, como los sistemas cerrados, suelen estar temporalmente desactivadas. Por lo tanto, es posible que para estos tipos de procesos sean necesarias medidas de gestión del riesgo adicionales.

Los profesionales autónomos quizás no tengan la posibilidad de realizar controles tan rigurosos en su trabajo como los trabajadores que operan en ámbitos industriales.

 

Fichas de datos de seguridad (FDS)

Con arreglo al Reglamento REACH, debe suministrarse una ficha de datos de seguridad (FDS) con cada sustancia química peligrosa. Las fichas de datos de seguridad proporcionan información útil sobre las sustancias químicas, describiendo los peligros que presentan y ofreciendo información sobre medidas de manipulación, almacenamiento y emergencia en caso de accidente. REACH exige a los usuarios de sustancias químicas peligrosas que sigan los consejos sobre las medidas de gestión del riesgo adoptadas en los escenarios de exposición adjuntos a la FDS, en su caso.

 

Algunos nanomateriales tienen valores límite nacionales de exposición profesional

Los valores límite de exposición profesional (OEL) para las sustancias peligrosas constituyen información importante para la valoración y la gestión del riesgo, también en el contexto de los nanomateriales.

Un límite de exposición es la concentración, bien en partes por millón (ppm) o bien en miligramos por metro cúbico (mg/m3) de una sustancia química en el aire del lugar de trabajo a la que la mayoría de las personas pueden exponerse sin experimentar efectos nocivos. Sin embargo, los niveles OEL no deben tomarse como líneas divisorias estrictas entre exposiciones seguras e inseguras.

En la actualidad, en la UE no existen niveles OEL para los nanomateriales, probablemente porque aún hay poca información para determinarlos. En general, los niveles OEL en la UE solo se han establecido para un número limitado de sustancias utilizadas actualmente en el lugar de trabajo. Estos valores límite vinculantes o indicativos se establecen en las directivas de la UE.

Muchos Estados miembros han establecido sus propios límites OEL nacionales, también para los nanomateriales. Estos límites nacionales deben respetarse igualmente, y las empresas deben garantizar que la exposición de sus empleados no los superen.

Categories Display