Futuro de los nanomedicamentos

Los científicos están estudiando cada vez más las diversas aplicaciones medicinales de los nanomedicamentos. Entre ellas cabe incluir la mayor eficacia en la administración del medicamento y su selectividad, así como la personalización de los nanomedicamentos, que se administran a los pacientes sobre la base de su perfil genético.
 

Nanomateriales nuevos

Algunos nanomateriales nuevos, como las micelas de copolímeros de bloque, los polímeros, los nanotubos de carbono, los puntos cuánticos y los dendrímeros, se han concebido para mejorar la eficiencia en la administración o la selectividad de los fármacos.

Los nanotubos de carbono son átomos de carbono ligados hexagonalmente que, en conjunto, adoptan la forma de un tubo hueco. Se está analizando su aplicación en procesos terapéuticos, especialmente en el tratamiento del cáncer, pero también en el desarrollo de nuevos agentes de diagnóstico así como nanosensores. Los nanotubos de carbono pueden utilizarse para lograr una administración selectiva de los fármacos.

Los puntos cuánticos son nanocristales semiconductores formados por un núcleo inorgánico rodeada de un caparazón metálico. Pueden utilizarse como portadores de fármacos o como etiquetas fluorescentes para otros portadores de fármacos como los liposomas. Pueden ayudar a combinar la imagenología molecular para diagnósticos con terapias en, por ejemplo, el desarrollo de estrategias terapéuticas contra el cáncer.

Tanto en el caso de los nanotubos de carbono como en el de los puntos cuánticos, la toxicidad constituye un importante motivo de preocupación, por lo que los investigadores están estudiando el modo det reducir la toxicidad de estos materiales antes de utilizarlos en aplicaciones médicas.

Los dendrímeros son moléculas con una estructura regular arborescente sumamente ramificada. Miden entre 1 y 10 nanómetros de diámetro y presentan una cavidad interna hidrofóbica que puede llenarse con moléculas asimismo hidrofóbicas como, por ejemplo, medicamentos anticancerígenos. En comparación con otros portadores de fármacos como los liposomas, los dendrímeros son mecánicamente más estables, pero su capacidad para transportar fármacos es menor.
 

Teranóstica y nanomedicina personalizada

QuímicoPor medicina personalizada se entiende un enfoque terapéutico adaptado a las características individuales de un paciente mediante el uso de técnicas como la elaboración de perfiles moleculares. En el futuro, la nanotecnología podría permitir el desarrollo de tratamientos terapéuticos individualizados. Los nanomedicamentos desarrollados recientemente incluyen sistemas de múltiples componentes denominados teranósticos que pueden, por ejemplo, incorporar moléculas terapéuticas y de diagnóstico. El nanosistema resultante permitirá el diagnóstico, la administración de medicamentos y el seguimiento de los efectos de dichos medicamentos. El desarrollo de estos sistemas puede contribuir a alcanzar el objetivo de obtener terapias individualizadas para diversas enfermedades.

La razón que subyace tras la creciente cantidad de investigaciones desarrolladas en relación con la nanomedicina personalizada es que enfermedades como el cáncer son extremadamente heterogéneas y los tratamientos existentes son efectivos solo para determinados pacientes y en una determinada fase de la enfermedad. La administración de un agente teranóstico a un paciente potencialmente podría permitir efectuar un seguimiento de su respuesta al nanomedicamento, ya que las moléculas destinadas a la elaboración de imágenes permiten la visualización en tiempo real del efecto del fármaco. En consecuencia, podrían optimizarse los protocolos de dosificación y tratamiento e individualizarse durante el seguimiento.

Categories Display